¿Cómo promover el valor que tiene un buen servicio y todas las comodidades sobre un precio más económico?

 

Hoy en día, me topo con muchas personas que me dicen: Juan Roberto, no se porqué lo primero que un cliente pide cuando compra nuestros productos o usan nuestros servicios es descuento.

Generalmente la respuesta está en que no se está trabajando en incrementar el valor percibido de lo que ofrecemos. Cuando lo único que tienes para ofrecer es lo que ofreces, el precio SIEMPRE es lo primero que se busca castigar en la compra.

Productos y servicios que se enfocan en incrementar estratégicamente las experiencias perceptivas asociativas positivas hacia su oferta, incrementan sustancialmente su valor percibido. Cuando ésto sucede, los clientes dejan de vernos bajo un lenguaje de “precio de venta” y nos ven como un “precio de compra”. El precio de venta tiene un limite, que es lo que el mercado o la competencia define, en cambio, el precio de compra no tiene límite de valor, porque los productos y servicios valen lo que valen, no lo que el mercado dice que vale.

 

Para poder incrementar el valor percibido, es necesario revisar y ajustar el ADN de nuestro modelo de negocio y definir el dolor y alivio que nuestra oferta y la de la competencia tiene. De igual manera, en un mundo tan globalizado, pretender seguir trabajando bajo un lenguaje B2B o B2C en muchos modelos de negocio, es bastante riesgoso, porque hoy se sabe que al comprender de mejor manera las condiciones bajo las cuales nuestros grupos objetivos toman decisiones de qué comprar y cuanto pagar facilita la creación de estrategias de comercialización que generan una mayor afinidad entre la oferta y la demanda.

 

El neuromarketing empresarial aplicado de forma práctica nos está enseñando hoy lo importante que es enfocarnos en crear modelos de negocio H2H (Human to Human), en donde al tener mayor claridad de las dominancias cerebrales, sistemas de creencias, heridas y miedos (o drivers) que disparan la compra y/o el consumo de lo que ofrecemos, es posible diseñar y crear productos, servicios y estrategias de mercadeo y comercialización más acertadas, con una menor inversión de presupuesto, menor riesgo y con resultados más efectivos.

 

Gracias a Delta y a LaxTravel por ser pioneros en el uso de herramientas de neuromarketing empresarial para mejorar su modelo de negocio y de oferta de productos y servicios, estoy seguro que tendrán excelentes resultados.